martes, 23 de junio de 2015

Inventé amores
para hacer más pasables mis noches
para no hacer tan aburrida la espera.
Poniéndole motivos a mi felicidad
razones para despertar
abriéndome de par en par.
Ilusionándome
quebrándome
sin importarme si sos real.

Inventé amores
porque estaba muy sola
y fueron espejismos
nunca reales, siempre tan fríos.
Me enredé con mi propia cabeza
y no hice más que tirarme al abismo
porque nadie estaba esperándome
al final del camino.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Correspondido a medias.

Año 2012. Gabriela era una jovencita bastante diferente a las demás. Cursaba el quinto año de la secundaria y a sus 16 años todavía no pens...